Please select your page

Omar Torrijos H. y el desarrollo nacional de Panamá

Omar Torrijos H. y el desarrollo nacional de Panamá

Al escribir unas lineas para recordar la obra del General Torrijos en el desarrollo nacional de Panama tengo presente una de las mejores definiciones del vocablo, expresada por el Papa Pablo VI: “El desarrollo es la Paz”. En un momento que el istmo centroamericano se agita con violencia y es observado on incertidumbre, debido a diferentes grados de deterioro politico, economico y social o resquebrajamiento nacional. Panama,componente geografico aunque no histoico del istmo, vive en paz interna y externa, con un grado de progreso social y economico superior al de la mayoria de Centroamerica, con un sistema politico representativo que va hacia elecciones directas en 1984 y con un ambiente internacional favorable a su desarrollo y consolidacion nacional.

Desde luego que parte de esas positivas condiciones panameñas se deben a nuetra diferencia historica de Centroamerica y todo lo que ello ha significado para nuestra evolucion nacional, como se deben tambien concretamente al esfuerzo de los ultimos 25 años para el desarrollo nacional.

Pero ni los mas enconados criticos de la actualizacion politica del General Torrijos, durante los ultimos 13 años, podran negar su gran contribucion a un desarrollo nacional mas participatio de la juventud y de los panameños marginados, mas congruente con los recursos naturales y con la geografia total del pais y de mas confianza en la capacidad nuestra para alcanzar metas nacionales trascendentales.

Los que hemos sido sus amigos y compañeros de labores durante muchos años sabemos, ademas, que insistio permanentemente en que fueramos creativos en nuestro medio y que se impuso una tarea ambiciosa en una decada internacional dificil, logrando no solo metas concretas de consolidacion nacional e integracion territorial, de desarrollo social y particioacion politica, de infraestructura para para diversificar a nuestro crecimiento economico: sino tambien de acercamiento de grupos diversos de nuestra nacionalidad y de sectores panameños de pensamiento ideologico diferente, inspirandolos hacia la consolidacion de una identidad nacional mas robusta y plena, mediante la realizacion del potencial de todos los panameños, en interaccion social y humana mas igualitaria. Sabemos, por tanto, que contribuyo grandemente al desarrollo nacional de en su acepacion mas amplia y a la paz social de que goza el pais.

El desarrollo de una Nacion-Estado es tarea permanente y a Panama le falta mucho para llegar a donde quisieramos verla. El General le Torrijos sabia que esa tarea se realiza a traves de las generaciones que conformaban a la patria. A el le toco realizar su liderazgo en una etapa importante y se encontraba en proceso de retirada paulatina y gradual, abriendole el camino a una nueva generacion de panameños, cuando afortunadamente fue sorprendido por su accidente fatal.

A los que quedamos nos toca ahora el compromiso de seguir contribuyendo al desarrollo nacional y calibrar y valorar su obra desapasionadamente y con respeto, con la consideracion que se otorga a quien ha regido los destinos de la Nacion con excepcional brillo, y con equilibrio que se merecen Panama y las proximas generaciones de panameños. Solo asi derivaremos las lecciones necesarias de la experiencia vivida para aumentar los aciertos y disminuir los errores en la tarea de crear un mejor Panama para nuestros hijos. Solo asi honraremos adecuadamente su memoria. El mismo General Torrijos no lo hubiera querido en otra forma. Dos de sus expresiones predilectas han ido: “se aprende a traves de un sistema de prueba y error” y, “lo que necesitamos es una lucha en el aula de clases no una lucha de clases.

Creo que sus dos preocupaciones centrales en el desarrollo nacional fueron: a) la de eliminar obstaculos a la realizacion del potencial del hombre del pueblo, apoyandolo con cariño y rspeto. Y b) la de eliminar obstaculos a la consolidacion de uan nacionalidad robusta con una geografia nacional integrada y con soberania efectiva. para la consecucion de ambos objetivos creyo que su tarea era la de recoger las banderas reivindicatorias que se habian acumulado a traves de los años y la de enarbolarlas en el campo de las realizaciones pacificas, lograndolo a travez de la lucha de los grupos represados con el apoyo y orientacion del Gobierno Nacional. En el camino de consolidar esos beneficios pacificos, el comprendia que se pagaban costos, a veces elevados, pero estuvo siempre convencido de que esos costos eran inferiores a los que serian ocasionados por la violencia causada por la frustracion reprimida de los portadores de una bandera reivindicatoria.

Reconocio que despues de dar un paso gigantesco en el programa de descolonizacion, que ha sido tarea de todos los panameños desde 1903, con los tratados Torrijos-Carter, y con el simbolo de la bandera nacional en el Cerro Ancon, convenia a los mejores intereses del pais volver hacia el camino representativo de todas las fuerzas politicas. Asi podria consolidarse la paz social existente y hacerle frente a los problemas de Panama. Al retirarse parcialmente en el momento de su maximo triunfo politico, abriendo paulatinamente el camino a nuevos grupos dentro de un sistema cada vez mas abierto y libre, dio muestras de un desprendimiento personal pocas veces visto en America Latina y en el Tercer Mundo entre quienes ostentan tanto poder.

Su apreciacion del desarrollo enfocaba principalmente al aspecto humano. Sus emociones estaban con la lucha por incorporar al hombre pobre y marginado a una plena vida nacional y su pensamiento creativo buscaba infatigablemente formulas y metodos para lograrlo. Su punto de partida fue el de expresar respeto, cariño y genuino interes por los problemas de esos panameños, tal cual ellos los percibian. Tenia el General Torrijos la gran capacidad de captar a los demas en sus circunstancias. Por ello no me sorprendio, a los pocos dias de su desaparicion de esta dimension vital, escuchar a una muy digna y humilde señora del pueblo, de cierta educacion, expresar: “con su muerte los pobres nos sentimos mas desamparados”

Recuerdo una ocasión en octubre de 1972, cuando sobrevolaba el Darien acompañando al General Torrijos a visitar varias comunidades remotas de esa provincia. Me invita a volver al Gobierno como ministro de Planificacion. Yo trabajaba aun en la Secretaria General de la OEA y me conversaba precisamente en los mismos terminos en que habia hablado en una interesante reunion en la Universidad de Boston, a la cual asisti, personas tales como Eduardo Frei, Carlos Lleras Retrepo, Raul Prebisch, Antonio Ortiz Mena, Roberto McNamara, Roberto Campos Oliveira, Paul Rosenstin Rodan, Carlos Sanz de Santamaria y otros. La intuicion del General, basada en observaciones en el terreno, lo llevaban a conclusiones pareidas a las e estos connotados hombres del desarrollo internacional. La conclusion comun era el enfasis en la incorporacion del hombre pobre marginado al desarrollo mediante inversion en su recurso humano y el apoyo al aumento de su produccion y de su productividad. La distribucion se lograba mediante el crecimiento de la produccion entre los grupos marginados haciendo con ellos inversiones eficientes.

En una ocacion anterior, en Noviembre de 1968, cuando tenia un mes de estar actuando como miembro del Gabinete del nuevo Gobierno, en mi condicion de Director General de Planificacion y Administracion de la Presidencia, fui donde el entonces Coronel Torrijos a expresarle mi preocupacion por algunas medidas improvidadas que se querian adoptar en materia politica economica y a solicitarle que me diera la oportunidad de explicarle la naturaleza de la economia panameña para ubicar mejor la manera de realizar algunos objetivos que ya se estaban definiendo. Con reaccion entusiasta organizo una reunion de toda la oficialidad de la Guardia Nacional para que realizaramos un dialogo amplio. Al explicar las razones por las cuales Panama habia tenidoun crecimiento muy elevado en 1955, coloque como causa N°8 la educacion y adiestramiento del panameño. Al terminar me expreso su gran complacencia por la charla pero me dijo, “tu causa N°8, la educacion, es la N°1”. Le dije que estaba de acuerdo, todo dependia del tiempo que escogiamos para hubicar causa y efecto.

Su preocupacion por el desarrollo humano y su vocacion por la educacion las llevaba en la sangre. La tradicion de sus padres, maestros de escuela, era parte misma de su esencia.

Tenia una gran vocacion por buscar lideres en cualquier ambiente y comunidad. Creia que ellos eran los motores del dinamismo economico, social y politico con quienes debia trabajar para multiplicar los efectos del desarrollo. Tal vez con su fe en el hombre del pueblo, a veces confio demasiado en personas de capacidad innata, pero de poca experiencia en tareas de mayor envergadura y se cometieron errores, que el reconocia en la honestidad. En esos casos solia decir “lo importante al meter la pata es saberla retirar a tiempo”. Ademas estaba consciente de que en el proceso de aprender y realizar se cometen errores. Para aprender autodeterminacion y participacion se paga un precio. Sin embargo, eran errores de exceso de actividad y no de omision.

En una ocacion en 1973, visitando una comunidad rural en Veraguas me dijo: “aquel agricultor es buen sujeto de credito”. Al preguntarle por que, me respondio: “tiene su casa limpia y bien arreglada, sus hijos calzan zapatos y estan bien vestidos y bien portados, su esposa se ve alegre y es trabajadora”. Tenia un enfoque eminentemente sociologico y antropologico de las gentes, sus circuntancias y actividades. Esta actitud y este talento los ejercia con astucia e inteligencia cuando entraba en contacto con los diferentes grupos etnicos culturales que componen el mosaico de la nacionalidad panameña y respetaba sus tradiciones y trataba de incorporarlas al esfuerzo nacional, valorando su trabajo y sus costumbres, de manera tal que la evolucion fuera inmanente y no impuesta. Sintio que nuestro pueblo era bueno y valioso y se dedico a darle el reconocimiento que el pueblo ansiaba, en su estilo singular.

Esa sensibilidad natural en lo social lo llevó, a veces a descuidar los aspectos económicos de la realidad. Solía “tomar el pelo” diciendo que las gentes no salían por las calles vitoreando “viva el crecimiento del producto interno bruto”. Sin embargo, cuando vio que el desempleo aumentaba muy fuertemente en 1976, debido al estancamiento económico prolongado, apoyó la adopción de políticas económicas que estimularan a la economía nacional, mejoraran la situación fiscal y restablecieran un ritmo de crecimiento económico para generar más empleos y recuperar un ritmo de progreso adecuado, aunque esto significara temporalmente acciones impopulares. Sabía separar la “verdad profunda de la verdad cosmética”.

Pero antes de continuar dando pinceladas del Torrijos profundo y humano que conocí, con sus talentos y licitaciones, creo imprescindible destacar someramentes las realizaciones concretas de su gestión administrativa.

Resumen de su obra de desarrollo

Como hombre activista y ambicioso para su país que manejó mucho poder, su pensamiento y acción tocaron todos los aspectos de la vida nacional y de su desarrollo. Tal vez conviene resumir en forma sistemática, escuela y objetiva la principal obra de desarrollo realizada durante el Gobierno del General Torrijos y del Presidente Lakas,

Utilizando el esquema diseñado en la Estrategia para el Desarrollo Nacional 1970-80 que preparamos en 1969 y reordenando sus principales componentes en el orden de la preferencia del General:

1. Consolidación del Territorio y la Soberanía Nacional
Con los Tratados Torrijos-Carter que abrogaron la Convención de 1903, se dieron pasos definitivos del proceso de descolonización que ha sido preocupación permanente de todas las generaciones y cuyos puntos importantes fueron los Tratados de 1936 y 1955. El General Torrijos supo recoger la etapa negociadora iniciada con la gesta panameña del 9 de enero de 1964 y con la posición vertical del entonces Presidente Chiari y la llevó a la culminación de los Tratados de 1977, proceso negociador de 13 años en el que aportaron con su trabajo y el debate muchos panameños, aun en el medio de las más encendidas controversias nacionales. El General Torrijos decía “no quiero entrar en la historia. Quiero entrar en la Zona”, y entró en ambos. Se consolidó así la soberanía y jurisdicción plena de Panamá sobre la antigua Zona del Canal, se incorporó casi todo su territorio al uso panameño para nuestro desarrollo, se aumentó considerablemente el ingreso de Panamá por la operación del Canal, se definió una participación progresiva de los panameños en la administración del mismo y se obtuvieron estructuras valiosas para el desarrollo del país, tales como los puertos y diques secos. En el proceso de este logro aumentó considerablemente el respeto y la consideración de todas las naciones hacia Panamá. El General sabía que quedaban algunos pasos para completar el proceso: ellos quedan para los que vienen después.

2. La integración social de Panamá
Recogia este objetivo el aspecto de la distribucion de los beneficios del desarrollo a toda la poblacion mediante su participacion. El mismo cubre aspectos relacionados con muchas de las banderas reivindicatorias que el General Torrijos enarbolo.

a) Educacion. Se le dio gran prioridad a la expansion de la enseñanza con resultados sobresalientes. De 1968 a 1978 la matricula de colegios y escuelas publicas aumento 90% a 532,00 estudiantes; la universitaria 180% a 32,000 estudiantes; el personal docente 90% a 22,000; el numero de escuelas 43% 2,640 con 5,000 aulas nuevas y se otorgaron mas de 25,000 prestamos educativos (recuperables) por B/.43.0 millones mediante la creacion del seguro educativo. Se puso mucho enfasis en la educacion primaria rural y en la educacion vocacional y se expandieron muy significativamente los campos de facilidades deportivos.

b) Salud. Se reorientaron los programas de salud hacia la salud preventiva con énfasis en el cuidado materno-infantil y en la atención rural. Durante el mismo período, los acueductos en operación (sobre todo los rurales) aumentaron en un 806%, a 625 acueductos; se duplicó el nivel anual de vacunaciones la población atendida por los servicios médicos del Seguro Social aumentó 220 'o, a 708,000 personas; se habilitaron más de 300 unidades nuevas de salud rural: el programa de nutrición rural se expandió en 217 comunidades, incluyendo a 25,000 personas y se establecieron 164 huertos comunales manejados por la comunidad. El personal médico aumentó 739 profesionales o sea l00% ; los odontólogos 135, o sea 106% las enfermeras 330, o sea 330 y auxiliares de enfermería 800, o sea 55%. El aumento de los servicios en salud y educación y la reorientación de los programas hacia la salud preventiva y hacia las áreas rurales ha hecho que el mejoramiento en los índices de salud (tales como expectativa de vida, mortalidad infantil. acceso al agua potable. etc.) haya sido entre los más rápidos en los países en desarrollo durante la década.

c) Vivienda. El sector público construyó y financió 28,687 soluciones de vivienda, comparado con 9,220 unidades en la década anterior, lo cual había sido ya meta ambiciosa. Ademas la expansión del sector bancario y los requisitos de la ley bancaria aumentaron la disponibilidad de recursos de mayores plazos que fueron aprovechados ampliamente por el sector privado en construccion de multiples barriadas para gente de ingresos medios.

d) Reforma agraria. La reforma agraria realizada fue moderada pero significativa. Salvo contadas ocasiones, se tomaron tierras no utilizadas por sus dueños y llenas de precaristas para entregarlas al uso de éstos. Se crearon 208 asentamientos campesinos y 61 juntas agrarias con un total de 7,246 familias. Se concedieron 10,565 títulos de propiedad. Muchas de estas juntas agrarias y asentamientos han tenido éxito productivo, otras aún no, tal vez por no organizarlas como cooperativas de producción propiedad de los campesinos, como creo que era la preferencia del General Torrijos. Se creó en Farallón una escuela de adiestramiento acelerado para administradores rurales con apoyo de Israel y el BID, y sus graduados se han incorporado a la administración de cooperativas de producción.

e) Desarrollo de la comunidad y fortalecimiento municipal. Se enfatizó la ayuda a las comunidades y municipios para que resolvieran sus problemas locales con apoyo del Gobierno Central. Entre 1973 y 1977, se realizaron 4,375 proyectos en todos los distritos del país mediante la gestión y participación de los representantes de Corregimiento. Nunca antes se realizaron tantos pequeños proyectos en tan poco tiempo.

f) Desarrollo sindical. El General Torrijos creyó fuertemente en el obrero organizado y su política propició la creación de más de 120 sindicatos nuevos. o sea un aumento de más de l0tl% en 9 años. Además propició un nuevo Código Laboral, tal vez una de las acciones más controvertidas de su administración. Cuando se persuadió de que la administración pública laboral estaba un tanto parcializada hizo cambios administrativos y cuando se convenció de que algunas medidas del Código nuevo afectaban la actividad económica y la generación de empleos. apoyó la aprobación de la Ley 95 de 1976 para flexibiliza las relaciones obrero-patronales.

g) El empleo. Aunque durante los primeros 6 años de su Gobierno, hasta 1974, la generación de empleos aumentó fuertemente, habiendo el desempleo alcanzado su nivel mas bajo en 20 años al llegar a un estimado de 5.7% de la fuerza laboral en 1973, gracias a una tasa de crecimiento económico anual cercana al 7%, tal vez su principal frustración al final de su mandato fue el alto nivel de desempleo (12%) ocurrido al haberse estancado por 3 años consecutivos el crecimiento de la producción nacional. Este no sólo se vio afectado notablemente por el ciclo de inflación/ recesión mundial de 1974-76, sino también por la incertidumbre generalizada de 1977, con respecto a si habría un tratado, por los efectos de asimilación de ciertas leyes sociales controvertidas dentro del ámbito nacional y por la necesidad de abrir nuevas fuentes de crecimiento para reemplazar las ya agotadas. Se sabía que la lucha para obtener un tratado tendría un costo económico dentro de la estrategia que se había trazado el General Torrijos al respecto. Durante varios años se le dio prioridad a los aspectos politicos de esa estrategia, supeditando los componentes económicos nacionales, pero a partir de 1976 se le volvió a dar prioridad a los aspectos económicos. Las leyes, los incentivos y el nuevo tono de la expresión gubernamental puestos en práctica a partir de esa fecha, comenzaron a rendir frutos económicos al desaparecer la incertidumbre de los tratados con su ratificación en Estados Unidos en abril dc 1978. Ese año se iniciaron proyectos de inversión privada por valor de B/.m 178.0 millones, la cifra más alta desde 1974.

3. La integración nacional de las regiones del país
Este objetivo involucraba en parte la apertura y unión del país, el aprovechamiento de otros recursos para su desarrollo y el enfoque a la atención de la pobreza rural.

a) Expansión de la Infraestructura Física
l) Carreteras, aeropuertos y muelles. La red vial de uso permanente se expandió en un 65%, incluyendo más de 1 .000Kms. Asfaltados y 2,400 Kms. De revestido. Mención especial merece la construcción de la Carretera Panamericana por el Darién, la cual abre un tercio del territorio nacional al aprovechamiento juicioso y racional, y la autopista Arraijan-Chorrera. Varios nuevos aeropuertos regionales fueron construidos, la mayoria de los existentes mantenidos y se montaron los sistemas de control y seguridad de la navegacion aerea por primera vez en el pais.
Energía eléctrica. Uno de los grandes logros de la ultima década ha sigo el desarrollo de la energía hidroeléctrica, que ya significa el 65 'c de la generación y que ahorra más de $80.0 millones anuales en petróleo importado. Además de la construcción de las represas del Bayano y Estrella y los Valles, ya en producción, se adelanta la construcción de la Fortuna y se estudia Changuinola. Por otro lado se ha integrado el sistema nacional de electricidad aumentando mucho su eficiencia y se ha incrementado en 423'7'o, a 3,234 Kms. De líneas, la red nacional de transmisión y distribución eléctrica. La capacidad eléctrica instalada por persona había subido l90% para 1978, a 258 vatios.

b) Desarrollo urbano. Se hizo un esfuerzo parcial para el desarrollo urbano que incluye desde la expansión de más de 14 avenidas en la ciudad de Panamá, que han permitido asimilar eficazmente su gran crecimiento, hasta el programa URBE para fomentar el mayor desarrollo de las ciudades dcl interior. Aunque se ejecutaron algunos proyectos en Colón, el Plan de Colón. concebido en 1975, se ha venido a implementar en la Administración del Presidente Royo bajo el nombre de Proyecto Juan Demóstenes Arosemena. Los programas ‹le vivienda fueron tal vez la principal contribución de la Administración Torrijos al desarrollo urbano. La ley de condominios, las leyes de incentivo a la construcción y el centro bancario han cambiarlo la fisonomía de la ciudad capital.

Comunicaciones. La telefonía existente aumentó l 54% en el período 1968-78 a 160,000 unidades, se puso énfasis en las comunicaciones rurales y se logró el discado directo internacional, necesario para el pleno aprovechamiento de las ventajas internacionales de la posición geografica. Sector agropecuario. La política hacia el desarrollo de este sector produjo resultados mixtos, siendo adecuada en el crédito, pero débil en la cooperación técnica y vacilante en cuanto a los precios que percibían los productores. Cuando los precios de sostén fueron adecuados, como en 1973 y 74, o después en 1976-78, aumentó la producción de granos básicos y leche, llevando más ingresos al pequeño agricultor; cuando los precios de sostén no eran incentivos al productor, como durante 1970-72 y 75, la producción agrícola y el ingreso rural se vieron afectados. Aunque se canalizaron muchos recursos presupuestarios al agro, las políticas variantes señaladas redujeron con frecuencia la oportunidad de aumentar los ingresos rurales. Sin embargo, los asentamientos campesinos lograron producir el l4% de la cosecha de arroz.

d) La conquista de la frontera atlántica. Además de la apertura del Darién, el General Torrijos puso énfasis especial en iniciar la conquista del sector atlántico del Istmo, con especial atención a la integración de Bocas del Toro a la vida nacional. Diferentes fueron los métodos que utilizó para iniciar el proceso, entre ellos la creación de poblados fronterizos como Coclecito. Su esfuerzo queda como una inspiración para el futuro.

4. El aumento de la riqueza nacional y la diversificación de las exportaciones
El General Torrijos visualizó muy bien que el aumento de la riqueza nacional mediante la acumulación de capitales físicos y humanos es fundamental para el desarrollo nacional. Una de sus frases es la riqueza, debemos crear esa riqueza. No se puede distribuir una riqueza, debemos crear esa riqueza. No se puede distribuir una riqueza imaginaria. También comprendió que las exportaciones de bienes y servicios eran un requisito para sostener el crecimiento en un país de mercadeo interno tan pequeño corno Panamá.

a) La región de tránsito no solo aglutina la mayor población del país, sino que también reúne el 85% de la actividad económica nacional. Como tal está íntimamente ligada a la venta de bienes y servicios provenientes de (a) los sistemas de transporte que proveen un servicio al mercado internacional y  de los negocios complementarios que se aprovechan los sistemas de transporte y la posición geográfica. La expansión económica de esta región no solo beneficia a la mayoría de la población, sino que permite una mayor captación de recursos para desarrollar el resto del país.

Los sistemas de transporte, desde luego. Significan ante todo el Canal de Panamá y los Tratamos lo incorporaron más a la vida nacional en todos sus aspectos. Un nuevo aeropuerto internacional, con grandes posibilidades económicas a su alrededor, ha modernizado la capacidad del país de servir la navegación aérea. El trasiego de petróleo con el oleoducto transísimico fue un proyecto incorporado entre los objetivos iniciales que hoy es realidad.

El uso del ferrocarril combinado con puertos de contenedores en ambos mares todavia espera su realización. La adquisición de los puertos de Cristóbal y Balboa con el Tratado, como también la construcción del puerto pesquero de Vacamonte, han aumentado la capacidad nacional dc servir el transporte internacional y convertirlos en fuentes de ingreso para el país. Aún más importante, Panamá va tomando control del aprovechamiento de la posición geográfica, en compañía con nacionales de otras latitudes pero con reglas establecidas por los panameños.

Los negocios de la posición geográfica complementarios a los sistemas de transporte recibieron un impulso muy apreciable del Gobierno del General Torrijos. La expansión de la Zona Libre de Colón, la cual se cuadriplico en volumen de negocios y se duplicó su generación dc empleo; la creacion de un centro bancarios internacional con mas de 110 bancos y 7,500 empleos; el establecimiento de un centro internacional de reaseguro con más de 30 empresas: el inicio de una infraestructura más integrada dc turismo como la Isla Contadora, el Centro de Convenciones, la restauración del casco viejo y de Panamá Viejo — los ingresos turísticos han aumentado mas de 100%: el uso de los diques secos para reparación de barcos; las ventas al ttransito marítimo por el Canal de Panamá; la creación de parques industriales y la promocion del establecimiento de industrias maquiladoras en la region de transito; la ubicación en Panama de oficionas regionales de empresas de otros paises. La complementaridad de todos estos diferentes tipos de negocios han mostrado una capacidad sotenida de prosperar a un ritmo muy satisfactorio durante la ultima decada.

b) Otras fuentes de exportación
El puerto de Vacamonte no sólo abre la oportunidad de atraer el procesamiento de pesca internacional sino que sirve a la expansión de la industria pesquera nacional.
Los tratados de libre comercio con Centroamérica y los incentivos especiales para las exportaciones manufactureras han permitido un aumento paulatino en este rubro.

3) El General Torrijos puso mucho empeño en el desarrollo de la mina de cobre de Cerro Colorado, cuyas dimensiones permitirían que un proyecto bien desarrollado abra otra fuente muy importante de exportaciones, tan grande en magnitud como las generadas por el Canal de Panamá.

4) Persuadido por el éxito inicial del ingenio azucarero La Victoria en Veraguas. El General Torrijos apoyó la expansión de la producción azucarera exportable planeada por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

5. El desarrollo y fortalecimiento institucional
El General Torrijos valorizó el desarrollo institucional y apoyó el trabajo de profesionales. Tal vez la mejor prueba de esa actitud se encuentra en la institucíon a la que dedicó su vida, la Guarda Nacional de Panamá.

El aumento en toda la gama de servicios publicos y de ejecución de proyectos de infraestructura humana y física ya descrito. Tuvo como contraparte el fortalecimiento de instituciones existentes y la creación de otras nuevas

a. Instituciones fortalecidas o creadas relacionadas con la formación del capital humano: Ministerio de Salud Ministerio de Trabajo y Bienestar Social; Instituto Nacional de Cultura: Instituto Nacional de Deportes; Instituto Politécnico; IFARHU y el Seguro Educativo.

b. Instituciones relacionadas con la formación de capital físico y mercados de capitales: La Comisión Bancaria Nacional; La Corporación Financiera Nacional; El Banco Hipotecario Nacional: Banco de Desarrollo Agropecuario; La Comisión Nacional de Valores; La Comisión de Reaseguro.

c. Instituciones relacionadas con los sistemas de transporte internacionales y con utilidades públicas: Dirección de Aeronáutica Civil; Autoridad Portuaria Nacional; Instituto Nacional de Telecomunicaciones; Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación.

d. Entidades relacionadas con la producción: Ministerio de Comercio e Industria, separado del entonces Ministerio de Agricultura y Ganadería; el Ministerio de Desarrollo Agropecuario Ministerio de Vivienda, Corporación Minera de Cerro Colorado, Corporación Azucarera La Victoria.

e. Instituciones de coordinación y programación: Ministerio de Planificación y Política Económica.

f. Sistema político: El General Torrijos propició la redacción de una nueva Constitución Política del país y la creación del sistema de Representantes de Corregimiento.

Si bien el listado presentado resalta principalmente instituciones administrativas, económicas y políticas de orden público, también conviene reconocer que la gestión del General Torrijos apoyó el fomento de la rica variedad de instituciones privadas que han existido en el país. No solo se dejaron intactas leyes fundamentales de la actividad privada, como la ley de sociedades anónimas, sino que se impulsaron otras de gran trascendencia como, por ejemplo, la ley bancaria de 1970, la ley de condominios, y la formación de cooperativas y se apoyaron instituciones privadas de educación.

6. El fortalecimiento de la motivación y de la personalidad nacional.
Este objetivo planteó la necesidad de lograr una mayor valorización propia de lo panameño, de nuestra cultura, de nuestra historia y tradiciones, para que la totalidad de la población panameña pueda sentirse justificadamente orgulloso de su pasado y tener confianza en el porvenir, dentro de una civilización que cambia rápidamente y dentro del marco de los principios y valores universales.

En este contexto la administración del General Torrijos y del Presidente Lakas dio énfasis a la protección del patrimonio histórico, con la creación de museos tales con el del Hombre Panameños, el de Historia Nacional, el de Arte Religioso, el de la Nacionalidad en Los Santos; y también con la restauración del casco viejo de la ciudad capital, dc Panamá Viejo y del Teatro Nacional.

También se dio importancia a la expresión viva de la cultura nacional, tales como la Orquesta Sinfónica, el Ballet Nacional, el ballet folklórico, la pintura y el teatro; así como también a la participación popular tanto en las actividades culturales cono en los deportes.
Además, ya mencioné anteriormente la plena conciencia que tenía el General Torrijos del diverso mosaico cultural y racial que conforma la nacionalidad panameña y cómo apreciaba el hecho de que cada grupo hará su mayor contribución al acervo nacional al respetar toda la comunidad su aporte original y su identidad cultural. La integración de la cultura panameña no se logrará avasallando e ignorando, sino reconociendo y respetando la condición humana y étnica de cada grupo.

Dentro de esos 6 grandes objetivos he resumido, en forma muy lacónica, algunos de los aspectos de la variada labor realizada por el Gobierno del General Torrijos en pro del desarrollo nacional. Creo que resalta claramente lo vasto y complejo del esfuerzo, llevado a cabo en un período internacional difícil, cuyos resultados más palpables está aún en el futuro. Sólo basta pensar en la incorporación de la antigua Zona del Canal y del Darién al pleno usufructo de los panameños, o del florecimiento del recurso humano más sano y mejor preparado con los programas de salud y educación, el cual representa casi 50% de la población total que es menor de 20 años de edad; o el aprovechamiento pleno con una administración eficiente y con políticas económicas adecuadas de la infraestructura física terminada o en proceso de terminarse.

Sin embargo, no es este el momento para tratar de hacer una evaluación completa de los resultados de una obra tan prolija. Eso le corresponde más bien a la historia en su sabio proceso de sedimentación, para ubicar la contribución del General Torrijos al desarrollo nacional. Como hemos visto, muchos de los resultados de esa labor se darán aún en cl futuro.

El mismo General Torrijos no estaría de acuerdo con el recuento de su obra que acabo de hacer. Solía decir en reuniones políticas “díganme lo malo, que lo malo ya lo sé”. Sin embargo, yo no estaría de acuerdo con él en eso, porque es también importante tomar conciencia de lo hecho y del trabajo que tomó. Pero más importante, ahora que él entra en la historia nacional, es recoger y recordar objetivamente su labor de Estado.

Pero lodo lo anterior no se hizo en el vacío se llevó a cabo en circunstancias especiales de la década del 70, cuando hubo una crisis económica y energética mundial.

Circunstancias existentes durante el período 1968-78
Señalé anteriormente que durante el período l 968-74, con excepción de una breve pausa en 1968, continuó un ritmo de crecimiento económico de casi 79o' anual, lo cual permitió aumentos considerables en el empleo y en los niveles reales de ingreso per capita. La situación internacional siguió siendo favorable al crecimiento hasta diciembre de 1973, cuando se cuadruplicaron los precios del petróleo.

Durante el período 1974-78, el país atraviesa su más grave recesión desde la ocurrida durante 1947-51, después de la segunda guerra mundial. Tanto la inflación/recesión mundial 1974-76, como alguna de la legislación y acciones más revolucionarias del Gobierno del General Torrijos, como el agotamiento paulatino del algunas de las fuentes principales de crecimiento que venían contribuyendo a la producción nacional desde la década del 60, como la gestión de negociación y de ratificación de los Tratados Torrijos-Carter, incidieron individualmente y en conjunto sobre esa situación.

Deseo acreditar también la actuación del General Torrijos ante esas circunstancias, cuando apoyó en 1976 acciones administrativas y legislación en lo fiscal, financiero, laboral y económico, para contribuir al restablecimiento de la actividad económica generadora de empleos, lo cual comenzó a manifestarse con la ratificación de los Tratados en 1978. Contribuyó a frenar también la creación de empresas estatales que podían competir con empresas existentes e inició una apertura política diseñando una transición gubernamental acorde con la Constitución Nacional que él había inspirado.

En perspectiva podemos observar que se encaminaron acciones muy ambiciosas para el desarrollo nacional, apretadas en un número breve de años y en circunstancias internacionales difíciles para ( l ) consolidar nuestro territorio, soberanía y jurisdicción plena, (2) redistribuir los beneficios del desarrollo a toda la población mediante su participación, (3J enfrentar la gran crisis económica internacional que afectó a todos los países en desarrollo, (4) propiciar la apertura de nuevas fuentes de crecimiento mediante infraestructura nueva. Tal vez se trató de hacer demasiado en un país pequeño y en poco tiempo, a veces con medidas que no eran siempre consistentes desde la óptica económica de corto plazo, pero que sí lo eran desde una óptica política y social de mayor plazo. Con todo, el país vive en paz, la cual necesita mantener para su progreso.

Sin duda el ingreso per capita se vio afectado por una recesión que duró un plazo más largo de los deseable durante 1974-78 y a veces se asevera que la distribución del ingreso también se ha afectado. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la distribución de riqueza sin duda mejoró, reflejada por las inversiones en el desarrollo humano de la juventud que representa el 50'7'o de los panameños y en infraestructura física como, entre otras, viviendas, caminos, tendidos eléctricos rurales, las cuales ciertamente se reflejarán en aumentos en el ingreso per capita de esta década, a medida que la mejor calidad de capital humano y físico entran a producir, y siempre y cuando se mantengan políticas económicas cónsonas con la realidad nacional y consistentes con el crecimiento económico. El crecimiento ya ha alcanzado durante los últimos dos años niveles más satisfactorios.

Pero no es un escrito a la memoria de la obra del General Torrijos el lugar para analizar los pros y contras de ciertas acciones. Eso lo dejamos para otros foros en donde los que quedamos en esta tierra podamos debatir y aprender. Como señalé anteriormente, citando lo prolijo y vasto de su obra de Estado, muchas de las oportunidades y energías liberadas durante su mandato se harán sentir en el desarrollo nacional durante la próxima década, si las sabemos aprovechar y encauzar.

Además, ¿cuántas veces hemos visto en la historia humana que el progreso no se logra en línea recta, sino muchas veces mediante espasmos súbitos de actividad y transformación de estructuras que permiten después retomar un camino más amplio de desarrollo? El mundo entero estuvo involucrado durante la década del 70 en un espasmo económico de ese tipo. Panamá lo supo sobrellevar y trató de sacarle ventaja. Tal vez por ello hoy podemos debatir en paz y planear el futuro mientras algunos vecinos se contorsionan en una violencia trágica e incierta.

Conclusión

El General Torrijos, tanto en lo personal como en su vida política, demostró una gran amplitud mental que fue creciendo y madurando con el pasar de los años y una gran capacidad para enfrentar circunstancias diferentes con enfoques distintos. Comprendí que el universo es mucho más vasto que cualquier ideología o dogma y, aunque respetaba profundamente las tradiciones y costumbres, buscaba siempre nuevas maneras de resolver los problemas con una gran fe en el futuro nacional. En una ocasión expresó: “Por lo menos eso, andar, nadie podrá decir que no lo hacemos; a pie, en helicóptero, en cayuco y en oncord: en Coclecito, en Washington, en París y en Bocas del Toro; en códigoss, asentamientos, en intentos y en tratados”. Tenía ansias de llegar a un futuro mejor para todos y a veces olvidaba que los entuertos no se enderezan a la velocidad del sonido y que quemar etapas a veces tiene altos costos. Pero comprendió mejor que la mayoría del desarrollo tiene que venir de las energías inmanentes de cada cual y del pueblo en su conjunto. Para lograrlo pareciera muchas veces que uno tiene que luchar con agresividad para romper esquemas y ataduras que si bien muchas veces están afuera de uno, con frecuencia están sólo en nuestras mentes: otras veces sólo es necesario construir con nobleza e inspiración; pero ambas actitudes son necesarias en la lucha humana para realizar su potencial.

Como líder panameño vino de la tradición interiorana, donde con los siglos se sedimentó la fuerza nacionalista de Panamá y expresó ideales nacionalistas en la tradición de un Belisario Porras o de los hermanos Arias Madrid, aunque con un contenido populista muy suyo y de Veraguas, su provincia natal.

Como líder en América Latina su olfato político lo llevó a comprender que Panamá está en el centro del Hemisferio Occidental y que a través de su región de tránsito pasan no solo los barcos y aviones, sino las gentes, las ideas, la información, en un intercambio permanente. Y que para salvaguardar la integridad de Panamá el país tiene que dialogar con todos sobre una base de mutuo respeto y compresión. Con todo, políticamente se ubicó cada vez más dentro de la corriente social demócrata.

Como panameño que soy, interesado en contribuir al desarrollo nacional integral, me distinguió y brindó la oportunidad de trabajar a su lado para lograr realizaciones sobresalientes de su administración. Por ello nuestra amistad y aprecio estaban aglutinadas por la experiencia, las emociones y las ideas compartidas. Por ello he sentido profundamente su fallecimiento trágico. En lo personal, él merecía mejor suerte y más larga vida. En lo político, se puede decir que se fue con destellos dramáticos que tuvieron su impacto en América y el mundo, hasta donde llevó personalmente la causa panameña.

Compartíamos la emoción profunda de querer ver a un Panamá más realizado en esta etapa de su evolución, digno, independiente, justo y consecuente con su pueblo y más rico material. cultural y espiritualmente. A veces decía “yo no tengo vocación para ser líder de un país pobre... Panamá puede ser rico en todo el sentido de la palabra”. En estrategia de desarrollo coincidimos mucho, aunque teníamos nuestras divergencias tácticas y a veces filosóficas, lo cual es de esperarse, pero lo sabíamos y nos respetamos las diferencias en nuestra amistad.

En 1970 me había dicho “cuando más alto crece las palmeras, más susceptibles son de ser azotadas por la tempestad”. Su palabra creció alto y supo sobrellevar las tempestades sin perder la brújula de las rutas hacia sus objetivos ni la conciencia de su origen. Decía “la jerarquía se gana y se mantiene con el contacto permanente con las bases". Siempre fue fiel a esta reflexión.

Su paso nos enriqueció de muchas maneras. Los frecuentes viajes con él por toda la geografía nacional reafirmaron en mí la vivencia de que somos una nacionalidad pluricultural y pluriracial, viviendo realidades a veces muy diferentes. Pero .somos y podemos ser más, realizando nuestro potencial creativamente dentro de nuestras circunstancias. El panameño de San Blas, los Chocoes y Guaymíes; los panameños de Azuero, Provincias Centrales y Chiriquí; los panameños de Colón y Panamá, Darién y Bocas somos y podemos regocijarnos de ello, ubicar bien donde estamos y seguir caminando hacia nuestro ‹destino. La Biblia nos dice que Dios, al terminar la creación, se regocijó en ella. Nosotros podemos regocijamos de lo que somos como hijos de Dios, conocer bien lo que somos y caminar como Nación hacia lo que queremos llegar a ser.

La obra del General Torrijos nos llevó varias leguas en esa dirección. Él usó la oportunidad que le dio el destino ‹le servir a su Patria y creo que se fue sintiendo, como pocos seres, que era un hombre realizado.


Omar Torrijos Herrera


últimas noticias


Twitter


OmarTorrijos_1.jpgOmarTorrijos_10.jpgOmarTorrijos_11.jpgOmarTorrijos_12.jpgOmarTorrijos_13.jpgOmarTorrijos_14.jpgOmarTorrijos_15.jpgOmarTorrijos_16.jpgOmarTorrijos_17.jpgOmarTorrijos_18.jpgOmarTorrijos_19.jpgOmarTorrijos_2.jpgOmarTorrijos_20.jpgOmarTorrijos_21.jpgOmarTorrijos_22.jpgOmarTorrijos_23.jpgOmarTorrijos_24.jpgOmarTorrijos_25.jpgOmarTorrijos_26.jpgOmarTorrijos_27.jpgOmarTorrijos_28.jpgOmarTorrijos_29.jpgOmarTorrijos_3.jpgOmarTorrijos_30.jpgOmarTorrijos_31.jpgOmarTorrijos_32.jpgOmarTorrijos_33.jpgOmarTorrijos_34.jpgOmarTorrijos_35.jpgOmarTorrijos_36.jpgOmarTorrijos_37.jpgOmarTorrijos_38.jpgOmarTorrijos_39.jpgOmarTorrijos_4.jpgOmarTorrijos_40.jpgOmarTorrijos_41.jpgOmarTorrijos_42.jpgOmarTorrijos_43.jpgOmarTorrijos_44.jpgOmarTorrijos_45.jpgOmarTorrijos_46.jpgOmarTorrijos_47.jpgOmarTorrijos_48.jpgOmarTorrijos_49.jpgOmarTorrijos_5.jpgOmarTorrijos_50.jpgOmarTorrijos_51.jpgOmarTorrijos_52.jpgOmarTorrijos_53.jpgOmarTorrijos_54.jpgOmarTorrijos_55.jpgOmarTorrijos_56.jpgOmarTorrijos_57.jpgOmarTorrijos_58.jpgOmarTorrijos_59.jpgOmarTorrijos_6.jpgOmarTorrijos_60.jpgOmarTorrijos_61.jpgOmarTorrijos_62.jpgOmarTorrijos_63.jpgOmarTorrijos_64.jpgOmarTorrijos_65.jpgOmarTorrijos_66.jpgOmarTorrijos_67.jpgOmarTorrijos_68.jpgOmarTorrijos_69.jpgOmarTorrijos_7.jpgOmarTorrijos_70.jpgOmarTorrijos_71.jpgOmarTorrijos_72.jpgOmarTorrijos_73.jpgOmarTorrijos_74.jpgOmarTorrijos_75.jpgOmarTorrijos_76.jpgOmarTorrijos_77.jpgOmarTorrijos_78.jpgOmarTorrijos_79.jpgOmarTorrijos_8.jpgOmarTorrijos_80.jpgOmarTorrijos_81.jpgOmarTorrijos_82.jpgOmarTorrijos_83.jpgOmarTorrijos_84.jpgOmarTorrijos_85.jpgOmarTorrijos_86.jpgOmarTorrijos_87.jpgOmarTorrijos_88.jpgOmarTorrijos_9.jpg

Pronto: Tienda en línea

Estaremos abriendo nuestra tienda online.

Omar Efraín Torrijos Herrera, ha trascendido por ser el primer presidente en sentarse “de tú a tú” con Washington, y poner las cosas en orden respecto a la soberanía panameña en el canal.

pRONTO EN NUESTRA TIENDA ONLINE

×

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.

  or   Crear una cuenta

¿Recordar contraseña? |  ¿Recordar usuario?

×

Register now


I'm a small Introtext for the Register Module, I can be set in the Backend of the Joomla WS-Register Module.



  or   Login
×