Please select your page

Omar Torrijos y sus proyecciones en la política internacional

Omar Torrijos y sus proyecciones en la política internacional

Nota: Este artículo está basado en las experiencias obtenidas de mi relación de trabajo y Amistad personal con el General Omar Torrijos. Los datos suministrados son producto de la impresión que dejo en mí Torrijos, el hombre y estadista, dentro del contexto de sus pensamientos y actuación con respecto a la política exterior.

La política exterior de Panamá desde el inicio de su vida republicana estuvo vinculada con aquel “tratado que ningún panameño firmo”. Esa frase es cosa ya del pasado. Prueba de ello, son los archivos del ministerio de relaciones exteriores donde las notas de protesta ocuparían una biblioteca, dejando constancia del patrimonio, de la vehemencia, y de la perseverancia de todos aquellos que en un determinado momento tuvieron que hacer frente a los efectos del ignominioso pacto que afrento durante decenios la dignidad de los panameños.


Dos intentos por mejorar la condiciones de aquel primer tratado quedaron plasmados en 1936 y 1955 con la firma del “tratado general de amistad y cooperación” el 2 de marzo de 1936 y el “tratado de mutuo entendimiento y cooperación entre la republica de panamá y los estados unidos de América”, el 25 d enero de 1955. En ambas ocasiones, los gobiernos de panamá y los estados unidos negociaron modificaciones al tratado de 1903, pero las clausulas más lesivas a nuestra soberanía permanecieron. Todo indicaba, entonces, que los panameños tendríamos que vernos sometidos al antojo norteamericano “a perpetuidad”.


Los límites de la paciencia del pueblo parecieron agotarse cuando un incidente entre estudiantes panameños y “zoneitas” encendió la chispa que genero al aciago 9 de enero de 1964, fecha en la cual la vida de jóvenes patriotas cubrió de llanto, gloria y esperanza la mutilada dignidad de la patria. La comunidad internacional se vio sorprendida por la valiente acción del presidente Roberto F. Chiari, quien actuando como portavoz de la ciudadanía, rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Washington. La hidalguía de aquella actitud seria posteriormente reconocida en diversas ocasiones por el general Torrijos cuando reflexionaba sobre los esfuerzo de otros panameños por rescatar la integridad territorial que correspondía a panamá como país libre y soberano.

Al normalizarse las relaciones entre ambos países, se inicia una nueva etapa de negocios con los estados unidos, esta vez con miras a obtener un tratado nuevo, pero por circunstancia de todos conocidas, queda interrumpida. El hecho es que el gobierno revolucionario que se origina el 11 de octubre de 1968 encuentra aquellas negociaciones suspendidas y tiene que tomar unas decisiones.

En 1971, escaso tres años después de haberse instaurado del proceso revolucionario, se reanudan las negociaciones con el gobierno norteamericano sobre bases diferentes, con el claro propósitos de parte de panamá de lograr un tratado consonó con las aspiraciones por tantos años postergadas, del pueblo panameño. A raíz de este momento, Torrijos emprende su incansable batalla por devolver a los hijos de esta patria el derecho a llamar suyo cada milímetro del territorio nacional.

Grande fue la visual de nuestro Jefe de gobierno, cuando escucha con interés la sugerencia del embajador de panamá ante la organización de las Naciones Unidas, Lic. Aquilino Boyd, de celebrar en nuestro país una reunión del consejo de seguridad con el fin de advertir a la comunidad internacional de que el problema entre panamá y los estados unidos tenía consecuencias que pondría en peligro la paz y la seguridad hemisférica. Es así, que en marzo de 1973 se concreta la reunión y podemos decir sin temor a equivocarnos que con ese encuentro, nuestro país comienza a proyectar hacia el mundo, una vieja controversia que tradicionalmente se manejó en un plano estrictamente bilateral.

Es cierto que la negociaciones eran entre dos países y solo sus gobiernos podrían resolver, pero era necesario lograr la solidaridad del mundo y hacer a todos participes de la causa panameñas. Sobre esa consignación, se traza una política internacional independiente, dirigida por el general Torrijos. En base a ese linchamiento se va forjando la nueva política exterior donde el nombre de panamá y el de su líder máximo se convierten en sinónimos de dignidad. Si nuestro país siempre conto con hombres dignos, valientes y patriotas, él se encargó de que eso se supiera en todas las latitudes, pues nunca pretendió llevar un mensaje de título personal sino el de ser represéntate de un pueblo al cual en todo momento profeso un gran cariño y respeto.

Es indudable que la iniciativa de reanudar las negociaciones con el gobierno de los estados unidos sobre bases enteramente nuevas, aunada al efecto de la convocatoria del consejo de seguridad en panamá el año anterior, fue lo que permitió la firma el 7 de febrero de 1974 de la declaración conjunta Tack-Kissinger que puntualizo los parámetros dentro de los cuales se negociaría un nuevo tratado respecto al Canal de panamá. El nuevo tratado abrogaría el tratado existente desde 1903 y sus enmiendas posteriores, estableciendo los requisitos para una relación moderna entre los dos países basada en el más profundo respeto mutuo. El punto número dos del documento dejaba claro la eliminación del concepto de perpetuidad y establecía que el nuevo tratado tendría una fecha de terminación fija.

Posteriormente, Torrijos toma una decisión que el granjero simultáneamente ponderaciones y críticas adversas de la opinión pública. Panamá restablece relaciones diplomáticas con la republica de cuba en momentos en que las negociaciones con los estados unidos estaban e curso, dejando muy en claro el propio general que “cada país tenía derecho a tener sus propios amigos y a tener sus propios enemigos”. Aquella decisión consolido la imagen firme, independiente y autónoma de panamá como país de Torrijos como dirigente, cuya estatura internacional se acrecentaba día a día.

En el ámbito nacional, aun a pesar de los que rechazaban al Jefe de gobierno, las gestiones panameñas por obtener un nuevo tratado, se convierte en una lucha de liberación que hace más compresibles las aspiraciones de nuestro pueblo en todas las latitudes. Convencido de que el contacto directo es la mejor forma de trasmitir un pensamiento, Torrijos emprende un periplo por los países de américa latina, de la comunidad económica europea, España, los países escandinavos, Israel, una visita especial al santo padre, libia, Japón, filipinas y Yugoslavia, donde tuvo la oportunidad de conocer a fondo a otra de las grandes figuras del mundo contemporáneo: el mariscal tito. La recia personalidad de tito y su vasta experiencia dejaron en Torrijos una impresión indeleble que le convenció aún más de que había tomado decisión correcta.

El haber recibido apoyo a nuestra aspiraciones, fue motivo para que el general Torrijos se interesara cada vez, más a fondo por conocer otros problemas continentales y extracontinetales que luego quedaron como posiciones firmes de nuestra política exterior. Nos referimos a las aspiraciones del pueblo de Belice por independizare, la lucha de pueblo de Nicaragua para erradicar la dictadura dinástica de los Somoza, los justo deseos de los bolivianos para recuperar una salida al mar, la reclamación del bloqueo impuesto contra cuba, el apoyo al gobierno de Chipre en relación con la presencia de tropas turcas, el reconocimiento a la república Árabe Saharaui, la identificaciones –pero recalcado siempre n el primer caso el derecho que tiene el estado de Israel a existir dentro de fronteras seguras- la solidaridad con España en el caso de Gibraltar, etc., donde aprecia claramente n el general una marcada inclinación tercermundista y de compenetración con las causas nobles.

A instancias del general Torrijos, panamá da el trascendental paso de ingresar, primero en calidad de observador en 1975 durante la reunión ministerial de lima y luego como miembro peno durante la V cumbre celebrada en Sri Lanka, en el movimiento de países no alineados que con mucha facilidad es criticado por quienes desconocen su significado e importancia. El haberse incorporado panamá a ese movimiento, represento no solo el sitio ideal para plantear. Nuestro problema, sino la mejor caja resonancia en cuanto a apoyo se refiere, apoyo que inmediatamente se reflejaba a nivel de las naciones Unidas. La participación del general Torrijos n calidad de Jefe de gobierno en la V cumbre de colombo y posteriormente como invitado especial la VI cumbre celebrada en la Habana –a la cual asistió el presidente Arístides Royo en su condición de Jefe de estado- le permitieron ver cerca y familiarizarse con problemas mundiales que de una u otra forma se convierte en focos de tensión mientras permanezcan sin solución.

Es interesante destacar que la lucha del pueblo panameño, con el general Torrijos a la cabeza, por ser soberanos en todo nuestro territorio consigue la simpatía y la solidaridad de los pueblos y gobiernos del área latinoamericana en un gesto sin precedente en la historia hemisférica ya que antes después no ha habido nada similar porque lamentablemente existen una división sumamente marcada entre los países de la región cada vez que plantean sus posiciones sobre problemas que podrían resolver más rápidamente si se lograse una mayor identificación.

El general Torrijos fue un fervoroso creyente de la efectividad del dialogo que propicio exhaustivamente en la búsqueda de una solución concreta al problema canalero. Si bien los tratados que firmo el 7 de septiembre de 1977 en la sede de la organización de estados americanos en Washington, ante los líderes y estadistas más representativos del hemisferio, cumplía con una meta inmediata, nadie más que el propio Torrijos sabía que los nuevos pactos no contaba con un total consenso. Cabe citar una parte del discurso que pronunció en aquella ocasión para corroborar lo dicho anteriormente: “sin embargo, los pactado es producto del entendimiento entre dos dirigentes que creen en la pacífica convivencia de sus pueblos y que reclama el valor y liderazgo de enfrentarse a sus pueblos sin más armas que la verdad y su profunda convicción de lo justo”.

Al proyectarse internacionalmente, el general Torrijos logro además transmitir su concepción del papel activo que debía desempeñar el militar como agente de cambio dentro del panorama sociopolítico de américa latina. Hábilmente adquirido el reconocimiento y el precio de los representantes de las democracias más auténticas del área y aparece siempre con mayor frecuencia en compañía del Lic. Daniel oduber, del Dr. Alfonso López michelsen, del Dr. Carlós Andrés Pérez, del Dr. Michael Manley y del Lic. José López portillo, mandatarios de costa rica, Colombia, Venezuela, Jamaica y México respectivamente. Fue un convencido de que civiles y militares despojados de prejuicios podían colaborar estrechamente en la consecución de respuestas a los innumerables problemas quejan a nuestros pueblos.

En su afán por destacar el nombre de panamá, y a la vez prestigiar en el exterior a la institución de la cual era comandante Jefe, general Torrijos quiso que nuestro país participar en la integración de fuerza de paz de las naciones unidas cuando el organismo, mundial se vie en la necesidad de estar representando con una contingente multinacional en el oriente medio. Los informes que circularon posteriormente, destacaron la disciplina y la elevada capacidad profesional de nuestros “embajadores uniformados” y algunos años más tarde hizo un ofrecimiento similar para cuando la ONU tenga que enviar tropas a namibia, ofrecimiento que aún está en pie llegando el momento.

Muchas veces se criticó alguna acción del general Torrijos que tenía repercusión en la política exterior panameña calificándola de “incoherente” o cosa parecida. Sin embargo, los críticos nunca se detuvieron a meditar que no debe haber una política exterioridad- ciertamente hay principios de derechos internacional que son normas para todos los estados por el simple hecho de que vivimos en un mundo que cambia constantemente porque cambian los gobiernos y sus filosofías y cada uno debe ir modificando sus posiciones. En pocas palabras, la flexibilidad es una de las características de la relación internacional y el general tenía un sexto sentido para “captar al vuelo” cualquiera situación a su alrededor que ameritara una modificación de nuestro rumbo. Lo que tenía siempre en mente para tomar estas decisiones, era el interés para panamá porque en todo momento fue un preocupando vigilantes de nuestra imagen como país, imagen que él se encargó de elevar hasta ocupar el sitio que hoy tenemos entre los pises miembros de la comunidad internacional.

Si muchos creyeron que la actuación de Torrijos en el campo de la política exterior tenía un fondo egoísta y que su objetivo era ver solucionado el problema canalero, verían con satisfacción que sus desvelos por propiciar la paz continuaron hasta el final de sus días. Sabía muy bien que en el mundo de hoy no es posible vivir dentro de una concha o de una campana de vidrio porque de una u otra forma todo está relacionado. Si en panamá gozamos de una paz social de la cual todos nos beneficiamos, los debemos en gran medida a la inquietud permanente del general por enfrentarse y conocer a fondo las situaciones que aquejan a otros pueblos.

Nunca se conformó con el papel de simple espectador dentro del drama de la humildad. Trato de proyectarse activamente en la solución de los problemas reales que viven nuestros pueblos propiciando siempre el dialogo entre las partes en conflicto. Creían en que una nueva conciencia se está creando en el hombre latinoamericano y que solo podrá cauce. Tuvo la satisfacción de celebrar con el pueblo nicaragüense el triunfo de la revolución sandinista y poco falto para celebrar la independencia de Belice. El júbilo más grande de su vida fue ver ondear nuestra bandera en la cima del cerro ancón y tal vez su mayor tristeza seria la situación que vive el pueblo salvadoreño, por el cual tuvo un cariño particular.

Torrijos ha muerto; sin embargo sus ideales perduran porque son los ideales de un hombre justo que lego a su pueblo lo mejor de sí mismo. Sus actuaciones serán lo mejor comprendidas al trascurrir el tiempo; los que el conocimos bien sabemos que la patria perdió a uno d sus mejores hijos.


Omar Torrijos Herrera


últimas noticias


Twitter


OmarTorrijos_1.jpgOmarTorrijos_10.jpgOmarTorrijos_11.jpgOmarTorrijos_12.jpgOmarTorrijos_13.jpgOmarTorrijos_14.jpgOmarTorrijos_15.jpgOmarTorrijos_16.jpgOmarTorrijos_17.jpgOmarTorrijos_18.jpgOmarTorrijos_19.jpgOmarTorrijos_2.jpgOmarTorrijos_20.jpgOmarTorrijos_21.jpgOmarTorrijos_22.jpgOmarTorrijos_23.jpgOmarTorrijos_24.jpgOmarTorrijos_25.jpgOmarTorrijos_26.jpgOmarTorrijos_27.jpgOmarTorrijos_28.jpgOmarTorrijos_29.jpgOmarTorrijos_3.jpgOmarTorrijos_30.jpgOmarTorrijos_31.jpgOmarTorrijos_32.jpgOmarTorrijos_33.jpgOmarTorrijos_34.jpgOmarTorrijos_35.jpgOmarTorrijos_36.jpgOmarTorrijos_37.jpgOmarTorrijos_38.jpgOmarTorrijos_39.jpgOmarTorrijos_4.jpgOmarTorrijos_40.jpgOmarTorrijos_41.jpgOmarTorrijos_42.jpgOmarTorrijos_43.jpgOmarTorrijos_44.jpgOmarTorrijos_45.jpgOmarTorrijos_46.jpgOmarTorrijos_47.jpgOmarTorrijos_48.jpgOmarTorrijos_49.jpgOmarTorrijos_5.jpgOmarTorrijos_50.jpgOmarTorrijos_51.jpgOmarTorrijos_52.jpgOmarTorrijos_53.jpgOmarTorrijos_54.jpgOmarTorrijos_55.jpgOmarTorrijos_56.jpgOmarTorrijos_57.jpgOmarTorrijos_58.jpgOmarTorrijos_59.jpgOmarTorrijos_6.jpgOmarTorrijos_60.jpgOmarTorrijos_61.jpgOmarTorrijos_62.jpgOmarTorrijos_63.jpgOmarTorrijos_64.jpgOmarTorrijos_65.jpgOmarTorrijos_66.jpgOmarTorrijos_67.jpgOmarTorrijos_68.jpgOmarTorrijos_69.jpgOmarTorrijos_7.jpgOmarTorrijos_70.jpgOmarTorrijos_71.jpgOmarTorrijos_72.jpgOmarTorrijos_73.jpgOmarTorrijos_74.jpgOmarTorrijos_75.jpgOmarTorrijos_76.jpgOmarTorrijos_77.jpgOmarTorrijos_78.jpgOmarTorrijos_79.jpgOmarTorrijos_8.jpgOmarTorrijos_80.jpgOmarTorrijos_81.jpgOmarTorrijos_82.jpgOmarTorrijos_83.jpgOmarTorrijos_84.jpgOmarTorrijos_85.jpgOmarTorrijos_86.jpgOmarTorrijos_87.jpgOmarTorrijos_88.jpgOmarTorrijos_9.jpg

Pronto: Tienda en línea

Estaremos abriendo nuestra tienda online.

Omar Efraín Torrijos Herrera, ha trascendido por ser el primer presidente en sentarse “de tú a tú” con Washington, y poner las cosas en orden respecto a la soberanía panameña en el canal.

pRONTO EN NUESTRA TIENDA ONLINE

×

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.

  or   Crear una cuenta

¿Recordar contraseña? |  ¿Recordar usuario?

×

Register now


I'm a small Introtext for the Register Module, I can be set in the Backend of the Joomla WS-Register Module.



  or   Login
×